“Donde nace el agua”. Ruta del Agua de Níjar a Huebro


Poco a poco nos vamos despidiendo del verano y con ello vuelve la rutina, pero no desaparecen las ganas de disfrutar… Ahora sin deseos de decirle adiós a las playas, a los chiringuitos y a las noches de terraza podemos continuar deleitándonos de esta tierra rica en recursos  llamada Andalucía, con otras actividades de ocio y turismo no mucho menos placenteras.

Todavía que perdura el buen clima os propongo otras opciones para gozar en esta época como es el senderismo.

MolinoLa Ruta del Agua se trata de un antiguo camino que discurre desde la población de Níjar hasta la población de Huebro con una distancia de unos 5km aproximadamente, sólo ida. En esta entrada no os voy a dar la descripción exacta de la ruta, ya que existen otros blogs especializados en ese tema y en este post lo fundamental es la divulgación,  pero sí os voy a hablar de la singularidad de este paraje.

Esta  ruta que comienza en la Villa de Níjar está bien señalizada y discurre por un sendero ascendente de nivel fácil. Pero como os decía, lo más distintivo de este entorno son los restos de las infraestructuras que canalizaban en otros tiempos, no muy lejanos, el agua desde Huebro a Níjar. Estas infraestructuras son los restos de 22 molinos hidráulicos de arquitectura popular que aunque no todos son bien perceptibles a lo largo del camino aún permanecen en pie unos cuantos bien distinguidos.

En este emplazamiento, rodeado de tierra árida, se halla un pequeño valle  en el cual podemos ver el verde que brota gracias a las aguas subterráneas que discurren a lo largo del mismo. Por ello se construyeron estos molinos para aprovechar la vida que se escapaba bajo la tierra. Desde las zonas más altas (Huebro) se canalizaba el agua hasta las zonas más bajas (Villa de Níjar) y con ayuda de los molinos se abastecía de agua a las cortijadas y a los huertos que se hallaban dispersados por todo el valle haciendo próspero el lugar. Se tiene constancia de que el último de los molinos estuvo funcionando hasta el año 1972.

Una vez transcurridos los 5km aprox, desde que partimos en la Villa de Níjar, llegaremos a la pequeña población de Huebro de tan sólo 27 habitantes (último registro de INE en el año 2013) en la que después de haber caminado entre molinos y bancales de terrazas, podremos contemplar unas bonitas vistas de todo el valle y que además podremos “repostar” nuestras cantimploras con el caño de agua que mana de la fuente de Huebro y su balsa; y junto a ésta un tradicional lavadero para no olvidarnos que allí es “donde nace el agua”.

Por último, este pequeño pueblo tiene su propia iglesia desde mediados del siglo XVI siendo su Patrona la Virgen del Rosario y además podremos contemplar los restos de un remoto castillo del siglo XII levantado en el periodo Almohade.

Dar a conocer estos rincones es la base del crecimiento del uso y disfrute de los recursos naturales y del patrimonio histórico del que disponemos.

Si queréis una información más detallada sobre las edificaciones de los molinos hidráulicos no dejéis de clickear aquí.

 La promoción y el turismo son nuestra pasión, ¡únete a nosotros!